el lugar del conocimiento – Seattle public library

Seattle Public Library 1.png

The Seattle Public Library, Washington-United States (2004). Arquitectura, OMA/LMN Rem Koolhaas. Fotografías, Iwan Baan (ver más imágenes del reportaje de Iwan Baan).

El edificio se propone como una respuesta a la pregunta ¿una biblioteca es?. La respuesta… un archivo-almacén de libros, un escaparate para las nuevas tecnologías de la información, un lugar para el aprendizaje, la reflexión, el debate, un lugar para el conocimiento. La conclusión una biblioteca debe ser como el conocimiento, un espacio dinámico.

Seattle Public Library 2.png

El concepto tradicional de biblioteca, el sentido fundamental de almacenar y archivar libros y documentos, se desvanece ante el hecho de que todo el contenido de una biblioteca se puede almacenar en un solo chip, o de que una sola biblioteca puede almacenar el contenido de todas las bibliotecas del mundo … desde esta perspectiva la función tradicional permanece, pero queda desplazada de lo estático a lo dinámico, el conocimiento y las diversas formas de adquirirlo, serán ahora el objetivo central.

Así la función de una biblioteca es la de organizar, dar sentido espacial a la aparentemente caótica proliferación de la información, los soportes y medios de obtenerla. Lo que se materializa (en este caso) en la definición de 5 áreas, que segregan un grupo de actividades similares, de manera que cada área se ajusta mediante las características físicas del espacio (tamaño, densidad, opacidad, etc.) a las necesidades concretas de los usos asignados.

Seattle Public Library 3.png

La primera área se sitúa a nivel de calle y contiene la zona de acceso, registro, información, préstamo, etc. el “Children’s Center”, la zona destinada a los más pequeños, el acceso al auditorio principal y el espacio dedicado a los usuarios que tienen el ingles como segunda lengua, con recursos para el aprendizaje del ingles y contenidos multilingües (libros, prensa, etc).

En la segunda área se sitúa una tienda de regalos y la cafetería, la audioteca y el “team center” con la colección de ficción, que incluye libros y videoteca.

En la tercera área, se dispone la zona de consulta digital asistida por expertos.

En la cuarta área, que se extiende cuatro plantas, se sitúa la biblioteca en el sentido clásico. El espacio se organiza en espiral (mediante una suave pendiente de 2º en los forjados), dando una solución de continuidad al recorrido entre estanterías. En el centro, se sitúa un núcleo de comunicación vertical permitiendo el acceso directo alternativo.

La quinta área, situada en la última planta, es el espacio destinado a la administración de la biblioteca.

En los espacios entre plantas se encuentran las zonas destinadas al estudio, la lectura, la interacción y el juego.

En la web del estudio de arquitectura de OMA/LMN Rem Koolhaas podéis ver este y otros proyectos del arquitecto.

+ Seattle Public Library – spl.org (dosier con la propuesta conceptual del proyecto, de 1999, que incluye texto, imágenes, esquemas, gráficas, etc).
+ Seattle Public Library – figure-ground.com (reportaje fotográfico muy completo con fotografías del exterior y del interior del edificio)
+ Seattle Public Library – seattletimes.nwsource.com (artículo interactivo con esquemas descriptivos del funcionamiento de la biblioteca, galería de imágenes, etc)
+ Seattle Public Library – architectureweek.com (artículo con texto y fotografías)
+ The Seattle Public Library – REX architecture (artículo con texto, ilustraciones y fotografías)
+ Seattle Public Library – Arch Daily (artículo con texto, fotografías y planos)

Publicado en Arquitect@s, Proyectos: espacios culturales | Etiquetado en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *